Cultura - Civilización

Escrito por

CULTURA - CIVILIZACIÓN”: ¿Qué es espuma?, esa es la pregunta que siempre me hago cuando irrumpen los acontecimientos del mundo exterior, lo único que me queda es ser prudente y esperar, los visionarios llevan catalejos pero no saben guiñar un ojo. Los días pasan y la sociedad como una masa de espíritus en pena, que deambula entre la tierra y el Hades, a la deriva, con los ojos abiertos por exceso de realidad, y preguntándose cuando podremos dejar de ser espíritus lamentosos y volver a ser faraones sin plagas. ¡Ahhhh!!! ¿Pero aún existe alguien que cree en el destino?, pero ¿aún existe alguien que cree en la causa y efecto?, ¿Alguien en este entierro que es vivir sigue pensando que existe la casualidad, que el azar tiene algo que ver?, no soy un poeta, solo me gano la vida haciendo versos, a este rebaño se le olvida siempre dos cosas: la física y la voluntad. La primera al servicio de la segunda. ¿Aún se preguntan que por qué motivo se ha dejado la cultura fuera de la fórmula Gaussiana, por no decir campana, en las medidas de ayuda del gobierno?, ¿aún se preguntan por qué no estaremos invitados a la fiesta de reapertura de las ayudas económicas por mucho que el ministro quiera ahora escuchar?, llevo muchos años escribiendo artículos y comentarios al respecto, pero mejor así, que se olvide todo lo que escribo, que cuando yo no esté nadie se acuerde de mis ideas, ya que no podré  defenderlas con mis saetas y mis espadas ante la ignorancia buscada y el orgullo de la insuficiencia, porque aunque como Gil de Biedma decía “Dejar huella quería y marcharme entre aplausos”, desde el principio siempre supe que “La vida iba en serio”, así que viendo la clase de estantigua y estafermos que quedarán cuando yo no esté, rezo para que me olviden y no puedan retorcerme, y lo que es peor “retorcer la verdad por ti expuesta”, ¡a saber qué beneficio buscarán!, lo que puedo afirmar con vehemencia es que el sujeto será “Los necios”, como decía Kipling. ¿Por qué no va a haber asignaciones para la cultura?, en la situación en la que estamos, no habrá asignación porque la cultura se encuentra secuestrada, sometida, puesta en valor, callada, sentenciada y juzgada, pero lo que más importa: en el momento que vivimos se encuentra en un estado de ejecución. ¡Ahh ¡ me podrían acusar de alarmista, o quizás de excéntrico y por tanto desacreditarme, pero siempre quedará la diferencia que existe hasta hoy, entre cultura y el espectáculo, ilustración y show, educación y representación, saber y diversión, como la de dignidad humana y calidad de vida, como la de Hector contra Aquiles y cualquier  dirigente actual contra cualquier multinacional. Pero esperen que existe una contradicción más, me pregunto si todos aquellos que defienden la cultura, la defienden en su plenitud o defienden un modelo de negocio. Me da la sensación que quien defiende la cultura en las redes sociales y sale diciendo que debemos unirnos no es consciente que la cultura consiste en cultivar el espíritu humano y las facultades del mismo hombre, me pregunto si es eso lo que están defendiendo, me asalta la duda porque en estos días no he leído a nadie en defensa de la filosofía o de la Historia, o de la escultura, etc que forman parte de la cultura, o simplemente se está defendiendo la necesidad de recibir una remuneración por un trabajo, muy digno por otro lado pero eso es una cuestión laboral no es una cuestión cultural. Por tanto, dando un paso al frente y aunque parezca una contradicción ya que mis ingreso dependen de la industria musical- cultural del siglo XXI al trabajar como músico profesional, a mi entender lo que mejor puede ocurrir es que no exista ninguna ayuda a lo que ellos llaman “cultura”, y eso derive en una irreparable e irrescatable industria del ocio que muera y se entierre en lo más profundo del océano, y que crie caracolas sin sirenas, que se oxide dentro de un mar helado de peces sin colores y sombras de hielo sin beneficios. En ese momento, en el momento en que la industria muera –la industria entendida como la vemos hoy en día -, solo quedaremos los artesanos, los cuales no se nos confundirán con los espantajos de youtube entrecortados e Instagram platónicos. ¡Ojalá muera la poesía!, ¡ojalá muera el cine!, ¡ojalá muera la música!, ¡Qué tontería! Ya está muerta … he leído muchos comentarios y cuestiones, y a medida que pasaba los días alguno daba un paso un poquito más presente y exponía algunas cuestiones algo más desarrolladas, que si Spotify, que si Itunes, etc … y llevan toda la razón. Pero ese no es el origen, el origen yo lo encuentro en la siguiente frase que acuño: “EL HOMBRE YA NO QUIERE ESCUCHAR”, no le molesta oír, pero nunca más volverá a escuchar, por lo menos hasta dentro de muchos cataclismos no volverá a escuchar, su cerebro estará cerrado. No quiere cultivarse, no ansía el conocimiento y aún menos el entendimiento, ha perdido la curiosidad, ¡perdón¡, la dejó abandonada en el primer hospicio que encontró, no quiere el sacrificio de la escucha, no quiere mirar a la vida trágica a los ojos, el hombre se ha convertido en un cobarde de pose y mentiras que quieren engañar. Pero ¿qué es lo que está ocurriendo?, a mi entender ocurre algo que viene fraguándose desde hace muchos años, la civilización está agotada y por tanto como consecuencia secuestra la cultura -dos conceptos que para mí son suplementarios pero con condiciones gravitacionales -, la secuestra y la pone a su disposición. Con el paso de los años la cultura va encorvándose aún más hasta que se convierte en su esclava, su servicio, hinca la rodilla en el suelo y se muestra sumisa. La cultura está en cautividad por la civilización, acabando por ser un mero entretenimiento, eso lleva a un final oscuro y parco, desierto e infructuoso, pero lo que el hombre no recuerda es que es la cultura es quien tiene que realizar las consideraciones críticas para que la civilización camine a su refinamiento, a entender la vida y así poder entender la frustración del ser humano cuando se da cuenta que esta vida siempre acaba en muerte. La cultura es quien debe guiar al hombre y no al revés, la cultura es la que debe condicionar con su juicio la trayectoria de la civilización, es la que debe censurar, la que tiene que poner a examen al hombre y no al revés. Cuanto antes ocurra la disolución cultura y civilización, antes los artistas podrán crear, podrán seguir mintiendo sin querer engañar y creando metáforas que se convertirán en poesía, seguir evocando el pasado, sin el látigo de una industria disfrazada de cultura cuando no es más que ocio. En un futuro nada lejano, las personas se conectarán al Spotify de turno y le sugerirá canciones del estilo afín al usuario – ojalá pudiese decir persona -, y esas canciones serán creadas en el momento por inteligencia artificial y redes neuronales, eso sería genial, ya que lo que ellos llaman música estará desarrollada por ingenieros no por artistas. Entonces, ¿Qué función tienen las canciones que se escucharán?, prácticamente la que tienen ahora:  adornar el momento, ya bien sea para salir a correr, como banda sonora de un videojuego o un video en las redes, pero nunca serán motivo de escucha, para ello requiere que sean infinitos y nunca una aplicación podrá crear nada infinito, solo serán sonidos ordenados armoniosos. La Música será desterrada para los artesanos como nosotros, que viviremos como vagabundos errantes, con el caso omiso al Nomos, teniendo en cuenta a la Physis, viviremos insertados en la sociedad pero no incluidos, donde podremos cambiar el significado de los valores de la misma, y será un lugar donde aún se pueda aceptar la vida en su plenitud con la valentía que te proporciona el conocimiento. Los pasos que damos perdiendo la condición humana no suelen volver, y cuando estamos aceptando ese hurto de la condición por la calidad de vida, no solo lo sufriremos nosotros sino también las siguientes generaciones, sobre las cuales nos pesa una colosal y espantosa responsabilidad: Mi espíritu libre me condiciona a no ser siervo de nada ni de nadie, pero por encima todo no firmaré la esclavitud de los que vienen.

Views: 256
(0 votos)
Fernando Girón

Post Written By

fergiron.com | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“Fernando Girón es un músico en alguna medida dentro de su cabeza. Esta disciplina convive con la inquietud de tantas cosas que acaba siendo el Krakatoa antes de su erupción. Un día se puede levantar queriendo escribir una obra de teatro, y después de comer pretende regrabar el disco “Meet the Rhythmn section” de Art Pepper.